No pasa un día sin que este par de colegialas tirando demuestren lo cerdas que pueden llegar a ser. Son tan putas que les da igual follarse hasta al chico feo de la clase. Todo les vale con tal de abrirse de piernas y sentir una buena polla en sus coños húmedos y depilados. Incluso se follan a los profesores, una forma de conseguir mejorar sus notas bajas. En vez de estudiar se pasan el día con las bragas bajadas.

Porno de colegialas tirando muy duro

Hoy se lo montan con el encargado del supermercado de la esquina. Ya lo tienen fichado y buscan un lugar escondido dentro del establecimiento para conseguir correrse con la compañía de ese apuesto chico. Al principio se queda alucionado con el descaro y atrevimiento de este par de zorronas en celo. Ellas le piden consejo sobre un alimento que está en oferta. Entre risas y miradas de deseo, acaban en el almacén y será ahí donde se pongan a follar como locos. Mientras una es cogida, la otra aprovecha para meterse en la boca los huevos del chico y se excita escuchando gemir a su amiga cachonda mientras se mete los dedos en el coño.